El Norte de Camerún antes de la colonización, el país kotoko y mandara

El país Kotoko a caballo entre las fronteras de Chad y Camerún se emplaza entre Baguirmi y Kanem. De norte a sur comprende pequeños y numerosos reinos como Missené, Ngala, Makari, Afadé, Maffaté, Goulféi, Mara, Kousseri, Tillam, Sangaïa y más al sur, Logone-Birmi. Cada una de estas poblaciones posee sus reyezuelos dependiendo unas veces de Bornou, otras de Baguirnmi los reinos más poderosos de la época. Estos pequeños reinos mantienen guerras constantes entre sí, algunos desaparecen absorbidos por Logone-Birni otros  e enclavan en territorio camerunés como Makari, Afadé, Goulféi, Kousseri y Logone-Birni. Los reyes Kotoko se proclaman descendientes de los sao.

A principios del siglo XIX el país Kotoko depende de Bornou, estando dividido en dos: el norte y el sur. La primera región, con sus ocho principados, forma parte del imperio Bornou. En cada uno de estos principados se sitúa un rey aunque es el gobernador bornu, llamado Alifa, es quién ostenta el poder. Al sur, el reino de Logone forma un estado autóctono a lo largo de la frontera oriental del norte del Camerún actual en las cercanías del lago Chad, región donde aún se encuentran vestigios  arqueológicos de los sao, civilización que encontró su apogeo entre los siglos IV y XV.

Logone-Birni, cuyo nombre significa ‘ lugar fortificado de Logone’ ,  estaba gobernado por un  rey al que llamaban  Mianraï  enclavándose su capital, Logone-Birni,  en Logone. Su autoridad se extendíaa sobre cinco provincias del país Kotoko que a su vez poseían sus  propios jefes locales tradicionales.  El soberano o Minraï era asistido por dignatarios como El iba quién jugaba el papel de primer ministro; El mraï Logone o jefe de los pescadores y el Mraï Khaah o jefe de  los cazadores; aunque el país  continuaba dependíendo de Bornou y en ocasiones de Baguirmi.  Cada año se debía pagar un impuesto de cien esclavos y cine túnicas. A finales del siglo XIX Ma Saleh un monarca de Logone Birni y conocido como  Saleh V, requirió la ayuda del soldado sudanés  Rabbah  para deshacerse de sus vecinos sin embargo fue  el recién llegado,  quién le destronó  y desde Logone- Birni se lanzó a la conquista de Bornou y Sokoto. Rabbah, nacido en el  Valle del Nilo y a la cabeza de un ejército eficiente y bien disciplinado conquisto aquellos países situados a orillas del lago Chad constituyendo un vasto imperio con capital en Dikoa y  que comprendia Bornou, Baguirmi, Dar-Kouty, Ouadaï.  Rabbah fue vencido  por las tropas francesas en Kousseri el 22 de abril de 1900.

El país Mandara  durante  el período colonial  situado entre territorio británico y francés, abarcaba el norte del Camerún oriental, al oeste del antiguo reino de Logone-Birni. La historia de este remoto territorio se divide en dos periodos marcados por la ausencia y presencia del islam.  En el siglo XV esta región montañosa estaba habitada por tribus animistas entre las cuales destacaban los margis, al sur de Dikoa, y los Gamergous cuyo reino fue Soukda. Según relatan las leyendas, un cazador  de origen sao y proveniente del Yemen tuvo un hijo con la reina Soudka. Este, se convertiría en el primer rey de la dinastia Wandala o Mandara. Los wandala habitaban entonces  Igsaekaïéoué o Igzawa sin embargo y a partir de la quinta generación   la dinastía se establecerá  en Kerawa,al sur de Igzawa, donde permanecerá durante todo el siglo XV. Las luchas persistentes contra los bornu y sus vecinos  más inmediatos les obligará a abandonar Kérawa para instalarse en Doulo, en el país Maya. Allí su rey Ti-Maya, entregara su hija al soberano de los wandala aunque ello no impedirá a Sankré atacar a su suegro, aniquilar a sus tropas y hacerse con Doulo que se convertirá ahora en capital del país Wandala.

Hacia el año 1715 y durante el reinado del Maï Boukar Hadji misioneros musulmanes llegarán al país y es entonces cuando los habitantes wandala se convertirán al islam. En estos momentos las prioridades del reino son deshacerse de la tutela de Bornou y resistir a la invasión fulbé. A principios del siglo XVIII Ali, rey de Bornou,  enviará tropas a Mandara provocando una intensa batalla en las cercanías de Doulo. Ali Birnima, jefe de la expedición militar, morirá en el enfrentamiento. Abatido, deja abandonado su tambor de guerra  y su bastón de plata, insignias de mando. A partir de esta derrota Bornou no se atreverá a atacar hasta 1814.  El  país  Mandara no alcanzará su apogeo hasta principios del siglo XIX y bajo el reinado de Boukar Guiama (1773-1828). El reino se extenderá desde las  orillas del lago Chad hasta los pies de las cumbres del Mindiff, sometiendo a más de una quincena de tribus animistas.

La guerra contra los fulbé estalla en 1804, un conflicto largo y complicado donde los pastores nómadas fula se extenderán por todo el norte de Camerún. Los wandala se resistirán a la presencia peul siendo necesarios diez años de conflicto armado  que no tendrán éxito. Perderán Maroua en 1819. Los Mandara se aliarán con Bornou a través del matrimonio de la hija de Boukar Guiama con el rey El-Kanemi. Juntos y en 1822 enviarán sus tropas para luchar contra los fulbé sin embargo serán vencidos una vez más, volviendo a lanzar un ataque a finales de año contra los fulbé establecidos en Diamaré y consiguiendo la victoria en Eissa.

Tras la muerte de Boukar Guiama en 1928 sus sucesores Hissaé (1828-1842) y Boukar Narbanha (1834-1842) mantendrán la lucha  tanto contra los fulbé del exterior como contra las tribus animistas del territorio que se levantan contra el poder. Los fulbé tomarán Doulo, lo que provocará que Boukar Narbanha  se vea obligado a buscar refúgio en Dioka. Hacia 1850 Cheikh Omat, monarca de Bornou e hijo de El-Kanémi, , aprovechará la situación para atacar  Mandara. Con Doulo en llamas, los wandala escaparán a las montañas de Mora donde los caballeros de Bornu no podrán alcanzarles. Finalmente los habitantes de Mandara  firman un tratado que les obliga  a pagar cada año  a Bornou setecientos cautivos.  Al final de su reinado el rey Boukar Narbanha reemprenderá la guerra contra los fulani y en 1893  dirigiéndose a Maroua y en la batalla de Dogba se pondrá fin a los enfrentamientos, respetando los fula las fronteras establecidas en Mandara. Tras el ataque a Doulo por las tropas de Rabbah, la capital de Wandala será trasladada a Mora en 1895.

© Fotografías Afrika Pasifika

Enlaces de Interés:

Del califato de Sokoto a los lamidatos del Norte de Camerún

La trata de escalvos en Camerún

Historia de las primeras misiones protestantes y católicas en Camerún

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s